Los beneficios y tips de las abejas son de todos y para todos. ¡A compartir!

  • Miel Abeeja

¿Verdadero o Falso? ¿Puedo recuperar una miel cristalizada sin que pierda sus propiedades?

Nos gustaría saber si alguna vez te ha pasado que la miel de abejas que tienes en casa, y que creías que era 100% natural, se endureció completamente; y no solo eso, sino que también decides botarla por que consideras que ya no te servirá para nada.


¿Te ha pasado?



¡No te preocupes!

Al menos el 95% de nuestros clientes nos contaron en sus historias que les había ocurrido lo mismo y además que pensaron en ese momento que los habían estafado con una miel que no era realmente natural; pero lo cierto es que, como lo hemos contado antes en nuestras redes sociales, la cristalización en la miel es un proceso completamente natural que se puede dar por diferentes factores. Por eso hoy venimos a explicarles cuales son esos factores, y compartiremos un truco para recuperarla sin perder sus propiedades.

¿Listos?

La miel es producida por las abejas en estado líquido, después de cosechada permanece así y con el pasar del tiempo, cambia a un estado sólido conocido como Cristalización.


La principal razón de este cambio se debe a que la miel de abejas es una solución sobresaturada de azúcares simples en un 80%(sacarosa, fructuosa y glucosa en diferentes proporciones cada uno) y un 20% de humedad. A medida que se va perdiendo humedad, las moléculas de azúcares disueltas en el agua dejan de moverse con facilidad y empiezan a unirse entre ellas formándose pequeños cristales, hasta solidificarse por completo. Este proceso puede ocurrir naturalmente de forma más rápida o lenta dependiendo del contenido de azúcares. Entre más fructuosa contenga la miel ocurrirá más lentamente, pero, al contrario, de tener más contenido de glucosa el proceso será más rápido. Y estas proporciones dependen directamente del néctar y tipo de flores pecoreadas por las abejas. Así que la cristalización puede variar dependiendo de cada cosecha, lo que hace que no todas las mieles cristalizan con igual rapidez, algunas lo hacen a los pocos días de su recolección (girasol) y otras, incluso lo hacen al cabo de años (anís), si tienen la temperatura adecuada. En Miel Abeeja producimos miel multifloral, además podemos tener temporadas de sequías o con niveles altos de lluvias que repercuten directamente sobre la floración de cada zona.

Es normal que la miel se cristalice, esto no significa que su calidad haya cambiado, y la temperatura a la que se conserve la miel juega un papel fundamental para que haya más o menos humedad dentro de ella. La forma ideal de conservar la miel de abejas es a temperatura ambiente entre unos 18 y 27ºc, en un recipiente bien sellado de vidrio, acero inoxidable o cerámico, y apartada de la luz solar. La temperatura óptima de cristalización es entre los 12ºc y 16º c. Debajo de los 10ºc el proceso es tan lento que prácticamente se considera nulo. Y por encima de los 78ºc se destruyen los cristales y desaparece totalmente el fenómeno. Por ello, el proceso de pasterización que utilizan muchas de las grandes industrias que comercializan la miel en los supermercados hacen que ésta se mantenga líquida por más tiempo.


Nuestra miel es tan deliciosa que dudamos que vayas a conservarla por mucho tiempo en tu despensa, sin embargo, en caso tal que se te llegara a cristalizar, te mostráremos cómo recuperarla de manera que no pierda sus propiedades.


PASO UNO : Calienta agua en una olla pequeña.


PASO DOS: Retirar la olla del fuego y déjala enfriar levemente hasta unos 50ºc.


PASO TRES: Coloca tu frasco de Miel Abeeja cerrado dentro de la olla, procurando que la altura del agua no supere la mitad de la medida de la miel que se encuentra en el frasco.


PASO CUATRO: Déjala reposar hasta que cambie a su estado líquido, de ser necesario destápala y muévela ligeramente con una cuchara de madera.


PASO CINCO: Una vez este completamente líquida, déjala reposar sobre una superficie fresca antes de guardarla nuevamente.



Existen otras dos maneras de recuperar la miel, pero no podemos asegurar que puedas recuperar sus propiedades de ninguna de estas formas.


Algunos han puesto el frasco de miel directamente al microondas o también directamente a fuego en una olla, sin embargo, si decides hacerlo de esta manera tendrás tu miel liquida en poco tiempo, pero es posible que dañes algunas de sus propiedades benéficas, como los minerales o vitaminas, que se ven afectados por el calor directo o por ser sometidos a altas temperaturas. Por eso recomendamos hacerlo siempre en baño de maría.



Es importante aclarar...